Boda de Marina y Pedro


Uno aprende a amar, no cuando encuentre a la persona perfecta,
sino cuando aprenda a creer en la perfección de una persona imperfecta.

Fotógrafo Rubén Sánchez